Más de 800km en moto desde Jogjakarta hasta Bali. Una semana en las carreteras de Java, pasando por cientos de pueblitos sin ni un turista ni a penas viajeros, conociendo más la cultura, su gente y sus paisajes. Como siempre pasa estando en ruta, una nunca sabe lo que el viaje le depara. ¿Quién me lo iba a decir a mí, que cruzaría Java en moto hasta llegar a Bali?

Antes de empezar con esta aventura, estaba en Jogjakarta mirando de comprar por internet un billete de tren de Jogjakarta a Banyuwangi Baru (Ketapang), para después cruzar a la isla de Bali en ferry, pero por alguna razón la web de la compra de billetes no funcionaba.

Al no funcionar, opté por a la mañana siguiente comprar el billete directamente en la estación, así que la noche anterior preparé mi mochila para partir a la mañana siguiente.

Justo esta noche, se alojó un chico Indonesio en el mismo hostel que yo y, como siempre pasa en los hostels, entablamos conversación. Vimos que compartíamos aficiones varias y se creó un buen clima. Me contó que iba a Bali en moto: -¡Uauu, con lo que me gustan las motos!- dije y además, iba al mismo destino que yo.

Se creó una buena conexión y final de la conversación, me preguntó: ¿por qué no vamos juntos en moto?, ¿quién puede rechazar tal propuesta?, conocer Java en moto hasta llegar a Bali sonaba tentador, así que acepté sin pensarlo mucho, después de todo, no había podido comprar el billete de tren.

Siempre creo que las cosas pasan por algo y cada día mi teoría se confirma, por alguna razón aquél día y en aquél momento no funcionaba la web de compra de billetes de tren. Soy de las que me gusta viajar sola, pero en ruta se conoce a mucha gente y me gusta compartir momentos con otros así que, Bali, allá voy.

Día 1

Jogjakarta – Mangunan – Timang beach – Klayar beach

La moto está lista. Empezamos nuestro camino a las 8 de la mañana. Nuestra primera parada fue Mangunan Forest, un pinar a una hora al sureste de Jogjakarta. Con árboles sacados de una película, aquí encontré calma, paz, misticismo y una vista privilegiada de toda la ciudad de Jogjakarta. La entrada son 2000 Rupias/persona.

Pinar Mangunan, Jogjakarta

Después de relajarme en el pinar, nos dirigimos hacia Kalak un pueblo costero de la costa sureste de Java para conocer Timang beach. Después de cruzar un camino lleno de piedras durante 15 min, llegamos. Nos quedamos pasmados admirando el fuerte oleaje del océano Índico ante nosotros, chocando contra los acantilados con una fuerza abrupta.

Océano Índico, en el sureste de Java

Tras admirar el fuerte oleaje, tomamos dirección a Klayar Beach para pasar ahí la primera noche y sobretodo descansar. Mi espalda no daba más por la moto, pero valió mucho la pena. En Klayar se pueden encontrar dos playas, una más grande que es la principal y otra pequeña al lado, las dos aptas para poder bañarse pero el oleaje era extremadamente fuerte, así que nos quedamos escuchando las olas y contemplando el atardecer en la costa sur de Java.

Klayar Beach, Java

En estos lugares no hay viajeros ni turistas, así que es fácil levantar miradas de asombro por parte de la gente local, ¡incluso querían hacerse fotos conmigo!

Día 2 y 3

Klayar – Blitar

Todo listo para continuar con la ruta, dejamos la playa para tomar rumbo a Blitar, un pueblito tranquilo al Este de Java. Es ideal para descansar unos días, mezclarte con la gente local, visitar la tumba del primer presidente de Indonesia y relajarse en Alun-Alun, una plaza abierta con césped y árboles, común en muchas ciudades de Indonesia.

Tumba del primer presidente de Indonesia, la gente acude para rezar a diario.

Una de las cosas más interesantes de ver también es el mercado matutino de Blitar. No es muy grande, pero es donde vas a ver la esencia de la gente local, cómo se mezclan, junto con sus colores, olores y sonrisas.

Por la noche no te puedes perder visitar una de las heladerías más famosas de la provincia, la Declasseid donde, con su decoración, te transporta por un ratito a distintas ciudades de Europa, muy peculiar.

Heladería Declassid, Blitar

A parte de sus deliciosos helados, también hay pizzas, pasta, toda clase de cafés y zumos naturales. ¡No dejes de ir!

Día 4

Blitar – Jodipan – Mount Bromo

Nunca he estado en Río de Janeiro pero, al llegar a Jodipan, me pregunté si estaría realmente en Java ya que, sus casitas están todas pintadas de colores llamativos, arte en sus paredes, escaleras pintadas y un tren que pasa por en medio del barrio. Sólo faltaba el Cristo Redentor de Río para completar y parecer que realmente me fui a Brasil, pero no, ¡es Indonesia!

Barrio de Jodipar, Java

Tras disfrutar de los callejones animados y llenos de vida en Jodipan, pusimos rumbo al Monte Bromo, para la mañana siguiente ver su bello amanecer.

Al llegar a Bromo, los extranjeros tenemos que pagar una entrada de 215.000 rupias (IDR), unos 15€ para entrar en el parque. Los locales pagan unas 25.000 rupias (IDR), no llega a los 2€. Si vas con vehículo propio también hay que pagar por ello. Al entrar en moto pagamos 5.000 rupias (IDR) por ella, unos 0,35€.

Vale mucho la pena ir al Parque Nacional Bromo Tengger Semeru, la carretera es espectacular, curvas entre bosque, campos de cultivo…pero ahí sí que hay que abrigarse, ¡el frío aprieta más!

Al cabo de unos km, el bosque termina y se observa la sabana, me parece espectacular cómo se puede pasar del bosque al desierto en tan poco tiempo. La carretera termina y empieza un camino de arena volcánica. En moto puede ser muy divertido pero a la vez algo peligroso si no se controla bien la moto pero, por suerte, ¡todo fue bien!.

Tras cruzar la sabana, llegamos al pueblo de Bromo, ya sólo me queda esperar a ver el amanecer el día siguiente. ¡Qué nervios!

Día 5

Mount Bromo – Paiton

Son las 3:30 am cuando me levanto para ir a ver el amanecer en el monte Bromo. Ahí si hace más frío. Si no quieres cargar con chaquetas, en el pueblito se pueden alquilar por 22.000 rupias (IDR), poco más de 1,50€. Hay dos opciones para ir a ver el amanecer en Bromo: la primera es ir en todoterreno, se puede alquilar el día anterior.

Vehículo para llegar al mirador del monte Bromo

La segunda opción es ir con tu propio vehículo o moto alquilados. Nosotros fuimos en moto, se puede ir perfectamente. Sólo hay que seguir a los todoterrenos que van hasta el mirador de Bromo y, en poco más de media hora, llegas al mirador.

Vistas del monte Bromo desde el mirador.

Hay una gran cantidad de gente en el mirador a esta hora, así que si quieres un buen lugar para contemplar el espectáculo natural, te recomiendo que vayas bien temprano.

Amanecer en el monte Bromo, Indonesia

Tras observar el precioso amanecer, nos fuimos a ver el cráter del volcán Bromo, dónde tras subir unas escalinata, llegamos al borde del cráter. Es imponente… ¡No creo que se pueda definir con más adjetivos!

Una vez admirado el amanecer y visitado el volcán, tomamos rumbo a Paiton. Paiton no tiene nada en especial, simplemente fue una parada en nuestro camino para descansar y tomar fuerzas para el día siguiente y llegar por fin a…¡Bali!

Día 6

Paiton – Lovina (Bali)

¡Llegamos por fin a Bali! Después de cruzar en ferry desde Ketapang (Java) hasta Gilimanuk (Bali), llegamos, ¡qué ilusión! Sólo hay que ir al puerto de Ketapang y pagar unas 23.000 rupias (IDR), poco más de 1,50€.

Tramo del trayecto de Java a Bali


Pasar un pequeño control y listos, ya estamos en Bali. De ahí puedes tomar dos direcciones, la carretera que va para el norte de Bali y la que va para el sur. Eso ya depende de dónde quieras ir en la isla.

Tras 6 días increíbles cruzando Java, conociendo a gente local, comidas típicas, contemplando paisajes y aprendiendo al máximo de todo, me establezco en Bali por unas semanitas.

¿Qué me deparará Bali?

 

¡Buenas rutas, viajera!

 

¿Te gustó el post?, puedes comentar abajo si te ha gustado y ¡compartir!


MÁS INFORMACIÓN SOBRE MIS POSTALES AQUÍ

         

About author View all posts Author website

Farners Martin

4 CommentsLeave a comment

  • Hola Farners.
    Soy española y el nombre me resulta curioso..je je…no quiero imaginar lo que les parecerá a otras personas.
    Bueno, quería comentarte.
    Tengo 43 años y creo que naci viajando, llevo toda la vida haciéndolo.
    Ahora hemos planteado un nuevo reto, que es visitar un país en moto.
    Nuestra idea básica es thai, que no lo conocemos(parece iincreible…conocemos varios países y el mas occidental lo hemos dejado para el final) pero hacerlo en moto.
    Seremos dos mujeres solas.
    También me gusta la idea de ver bali como lo viste tu y explicas en tu blogg.

    Lo viste en algo inseguro??

    Estuve en bali hace varios años pero solo como turista en la playa y me quede con la sensación que lo mejor no estaba en la playa…y ahora al leer tu web, ver el recorrido de la isla de java, no me ha parecido mala idea..al contrario

    Tu me diras, gracias y un saludo

    silvia

    • ¡Hola Silvia!

      primero de todo gracias por tu mensaje y por pasarte por el blog. Sí, es un nombre muy poco común, ¡100% del norte de Catalunya!:)

      Me parece genial la idea de cruzar un país en moto, como bien dices, cruze Java y fue una de mis mejores experiencias. Cruzar Tailandia en moto también tiene que ser una experiencia de lo más bonita, Tailandia es un país muy seguro para viajeras, así que genial.

      En cuanto a Bali, no es para nada inseguro, y menos lo es el norte y centro de la isla. Indonesia es un país muy seguro en general, sólo hay que tener ese sentido común que todas tenemos.

      Tienes razón cuando dices que lo mejor de Bali no es la playa. También depende de qué playas visites, pero las playas del sur como la de Kuta, no son especialmente bonitas en mi opinión.
      Bali es una Isla con un encanto muy especial, lo mejor para mi son los templos, selvas con cascadas impresionantes, campos de arroz y pueblecitos nada turísticos en el norte, es ahí donde se puede conocer realmente la esencia de Bali y su gente local.
      El sur está demasiado masificado y lleno de turistas, ¡pero es sólo mi opinión!

      Te animo a que tomes la moto y sientas esta libertad tan grande que te puede llegar a dar. Sin duda voy a volver a recorrer algún día otro país en moto, es genial:)

      Un abrazo Silvia!!

  • Hola!!! me encanto toda la info!! yo viajo como vos!! eligiendo lugares lo menos turisticos posibles! te queria consultar cuanto sale el alquiler de una moto aproximadamente, por que debo llegar hasta el sur de Jakarta para asistir a un centro de retiro espiritual, saliendo desde Bali. Me parece que voy a hacer la misma ruta q hiciste vos pero en sentido opuesto, osea paritiendo desde Banyuwangi. Mi duda es si vos partiste desde “YogYakarta”??? por que busque el nombre “Jogjakarta” como escribiste arriba y lo ubica en otra isla, no en Java.
    Y por supuesto saber cuanto tiempo crees que me va a tomar llegar hasta Jakarta. Segun google maps mas de 17 hs en auto. Pero ya sabemos como es Asia y sus rutas!!
    Muchas gracias!!

    • ¡Hola Sofia!

      Bueno primero de todo muchas gracias por tus palabras y por tu comentario! Qué ilusión que quieras hacer esta ruta en moto, aunque sea al revés. Para mi fue una experiencia muy bonita, casi puedo decir la mejor que tuve en Indonesia. Qué bueno ver a otras viajeras que también viajan a lugares menos turísticos y que se disfrute mucho también!

      La moto te puede salir por unas 50000IDR/día (unos 4€), pero pacta bien el precio dependiendo de lo que cuentes estar en ruta.
      Yogyakarta y Jogjakarta es exactamente lo mismo, lo que uno es el nombre antiguo de la ciudad y el otro el moderno, pero estate tranquila por eso que es lo mismo 🙂

      En cuanto a los días que puedes estar en ruta, en mi caso pasé 6 días en moto, parando bastante con algun desvío importante para visitar otros lugares. Si quieres ir más directa, yo creo que puedes estar menos tiempo. Eso sí, vigila mucho con el tráfico, es muy loco a veces. Y lleva licencia de conducir internacional, si te para la policía y no lo tienes te puede pedir muuuucho dinero y más aún viendo que eres “bule” (es así cómo nos llaman a los extrangeros).

      Por lo demás es una ruta muy bonita, siempre que vayas por carreteras más secundarias y no por las principales (són más bonitas). ¡Qué ilusión! Ahora ya sólo te queda emprender esta hermosa ruta 🙂

      A disfrutar Sofia!

      Un abrazo!!!!!

      Farners

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *