Durante mi paso por el continente asiático, he dormido en muchos lugares, pero los hostales son una opción barata y confortable si no quieres hacer Couchsurfing pero tampoco quieres gastarte mucho dinero en hospedaje.

En mi estancia en Singapore, me hospedé en hostels al igual que la gran mayoría de sitios en Asia. Muchas de ustedes me escriben preguntando acerca de los hostels, si son peligrosos, sucios, seguros, etc. Es un post que quería hacer desde hace tiempo y desmentir algunos mitos que hay acerca de este tipo de alojamiento.

Hoy os voy a describir cómo fue mi estancia en un hostel de Asia, donde encontré todo lo contrario de lo que dicen los mitos. Hoy vas a ver que hospedarte en un hostal no es tan malo  ni terrible como crees.

Obviamente hay categorías de hostales, siempre hay que informarse antes de hacer una reserva. Algunos son muy acogedores, otros no tanto.

A la hora de hospedarme en Singapore, elegí muy bien el hostel donde me quedé. Miré varias opiniones de diferentes hostels pero Bunc Hostel es el que tenía más comentarios positivos, así que reservé ahí.

Al llegar al hostel, me atendieron una chica y un chico muy amables, dándome información sobre la ciudad y enseñándome todo el hostel.

Bunc hostel está situado en Little India, en un edificio típico, que data del año 1920. Reformado y adaptado a hostel, es el más grande de Singapore, con tres pisos.

Cerca de todos los transportes públicos MRT y bus, así que bien conectado con el resto de la ciudad y de fácil acceso.

Los servicios que ofrece son perfectos para hospedarse aquí. Te proveen de una tarjeta SIM gratis con 100MG de internet, toalla, jabón, Wi-Fi…

Tiene sala común al lado de la recepción, con sofás, juegos de mesa, intercambio de libros y ordenadores. Tanto si eres de Mac como de Windows, no hay problema, hay tres ordenadores de cada tipo.

Este espacio es perfecto para entablar conversación y conocer a otros viajeros, ya que sólo hay una mesa alargada y no mesas individuales, esto nos ayuda a los viajer@s en solitario. Este espacio es donde sirven cada mañana el desayuno y está provisto de microondas, máquina expendedora de bebidas, tele y 24 horas agua fría y caliente para preparar un té.

¿Y qué hay de las habitaciones?

Bunc Hostel tiene dormitorios compartidos, eso quiere decir que en una misma habitación hay varias camas. Pero a diferencia de otros hostels, no me sentí agobiada para nada.

Los espacios son amplios, tienes tu propia estantería a los pies de la cama, tu looker y un enchufe. ¡No te olvides de tu adaptador ni de tu candado!, pero si esto ocurre, Bunc te provee de adaptador sin costo alguno y por 1$ de depósito, un candado.

Vale, pero…¿y los baños?

Si tu miedo es el tema de compartir baño, en Bunc no tendrás que esperar a que tus compañeros salgan de la ducha para ir tu. Primero de todo, los baños están separados entre hombres y mujeres, hay en cada piso y los vi siempre limpios (al menos los que yo iba).

Hay 5 baños y 5 duchas en tan solo el espacio de mujeres, (el de hombres no lo comprobé). ¡Ah! y aquí viene una buena noticia para nosotras, tiene secador de pelo, que se agradece no ir a dormir con el pelo mojado (al menos a mi no me gusta).

Hay otras dos salas comunes, más grandes, una con pufs para jugar a la consola, ver pelis o simplemente relajarte y otro donde hay una cocina equipada con todo lo necesario para cocinar tu mismo, así como lavadora y secadora para tu ropa (4$ el servicio de lavado y 4$ el de secado) y ya si quieres más, puedes planchar tu ropa (aunque a mis leggins no les hace falta).

Pero si lo que te apetece es una barbacoa, en la terraza (al lado de la cocina) hay una, así que no echarás de menos la parrilla.

Un hostel con estas características, está muy bien pero…lo que a veces uno busca es que también haya buen ambiente entre los otros huéspedes. Pues…para empezar, no es un hostel para armar fiestas hasta las tantas de la madrugada, es un espacio para estar tranquilo y sentirse como en casa.

Bunc hostel está hecho para todo tipo de perfiles, no sólo para jóvenes mochileros. En este lugar encontré jóvenes de amigos de todas las edades, gente mayor, parejas, viajeros en solitario, etc. Así que, aparte de conocer otras culturas, es una buena oportunidad para conocer gente con otras visiones.

Todo ello por 22$ SGD, unos 14€/noche, no está mal para ser Singapore, ¿no?

Ya ves que estar en un hostel no es tan terrible como te habías imaginado, sino todo lo contrario. En Bunc se aseguran que estés cómodo, así que sácate tus prejuicios y no te quedes en casa por no querer pagar un hotel caro, ya ves que hay posibilidades para todos los bolsillos.

A demás, en mi opinión, en un hotel no hay esa relación con los otros huéspedes, y te puedes sentir solo. Tanto Bunc como otros hostels en los que he estado, son como una casa enorme, y facilita conocer a viajeros como tu y, quien sabe, a lo mejor compartes tu viaje con otras personas y haces amistades en tu viaje.

!También puedes seguir a Bunc Hostel en las redes sociales  Instagram y Facebook!

Si estás pensando en alojarte en Bunc Hostel, aquí te dejo un código con un 10% de descuento en tu estancia.  Sólo tienes que enviar un e-mail a info@bunchostel.com con el código “FM10”

*código valido hasta noviembre del 2017. Este código no es aplicable en reservas directas a su website, agencias on-line como Agoda, Booking o Hostelworld.

 

¡Buenas rutas, viajera!

 

¡Esto también te interesa!:

EQUIPAJE: ¿QUÉ LLEVAR EN LA MOCHILA?

TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE EL ALOJAMIENTO

 

Puedes dejar abajo tus comentarios o compartir, ¡para que otr@s se quiten este miedo de ir a hostels!


¿Quieres recibir mis postales viajeras?

MÁS INFORMACIÓN SOBRE MIS POSTALES AQUÍ

¡COMPARTE!

About author View all posts Author website

Farners Martin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *