Recoleta, fue el primer barrio que conocí de Buenos Aires, y me fascinó. El barrio de Recoleta es, junto a Puerto Madero, uno de los lugares que considero más interesantes de la ciudad, aunque, cada rincón que iba conociendo de esta magnífica capital, me atrapaba más y más.

Muchas cosas me llamaron la atención a mi paso por la linda Buenos Aires, como perderme por las calles del barrio de San Telmo, el Caminito de la Boca, y la majestuosa Recoleta.

Tan linda y elegante, enseguida me di cuenta de la belleza que una puede encontrar recorriendo sus calles, imposible no notar el estilo europeo en Recoleta, particularmente la arquitectura francesa, de ahí viene que Buenos Aires se ganara el apodo de: “La París de América”.

Es el barrio más turístico de la capital Argentina y cuenta con muchos puntos interesantes por conocer, así que mis pies no pararon de andar por sus calles en toda la semana que estuve en la ciudad. Recoleta, generalmente, es un barrio muy seguro para viajeras e ideal para alojarse, así que no temas andar por todos los preciosos rincones que te puede ofrecer el barrio.

Recoleta cuenta con el Museo de Bellas Artes, el Cementerio de Recoleta (donde descansan los restos mortales de muchas personalidades de la élite bonaerense), la Biblioteca Nacional, centros comerciales tan lujosos como costosos, espacios verdes, muchos monumentos y arte por todas partes.

Pero hay lugares que se quedaron en mí para siempre, como las plazas frente a la Iglesia de Nuestra Señora del Pilar y el Cementerio. Los fines de semana se instala en esas plazas paraditas, donde se llenan de artesanos, músicos y puedes conseguir todo tipo de objetos, desde recuerdos hasta ropa, pintura y objetos clásicos.

Puedo decir que es una parada obligatoria durante una visita a Buenos Aires, al igual que el Cementerio.

El Cementerio de la Recoleta

Primero de todo, me pareció enorme y su entrada es gratuita (obviamente), pero se puede contratar una visita guiada en inglés o español. En este cementerio, descansan los restos de las familias más adineradas y poderosas de Buenos Aires, pero el mausoleo más frecuentado es el de María Eva Duarte de Perón, donde siempre hay gente visitándolo y ramos de flores rodeando el mausoleo donde descansa.

Entrada al cementerio de Recoleta

Fue muy interesante descubrir todos los rincones del cementerio, e ir leyendo los nombres de familias importantes, como Nicolás Avellaneda y Vicente López y Planes, personalidades que alguna vez hemos escuchado en las clases de historia.

Aunque también pude ver alguna puerta medio abierta en algún mausoleo, llena de flores muertas, fotografías de familias en blanco y negro y muchas telarañas, cosa que logran que una se aleje con algo de prisa…

Igelsia de Nuestra Señora del Pilar

Al lado del mítico cementerio, se encuentra la iglesia de Nuestra señora del Pilar, toda de color blanco. Delante de la iglesia hay un parque lleno de preciosas flores, donde puedes encontrar las características cabinas telefónicas de estilo inglés (esas rojas con ventanitas), la zona está rodeada de cafés, heladerías y bares muy lindos, especialmente de noche, donde puedes caminar tranquila y hay un ambiente muy agradable.

Interior de la Iglesia de Nuestra Señora del Pilar

La calle Junín

Es una de las calles más importantes y turísticas, a mi me encantó. Puedes encontrar el Recoleta Mall (sí, “Mall” en inglés), el Buenos Aires Design, uno de los centros comerciales más prestigiosos de la ciudad lleno de artículos curiosos y elegantes de diseño, restaurantes, bares y el mundialmente famoso Hard Rock Café.

Esta zona, tan elegante como cualquier parte de Recoleta, está repleta de monumentos, fuentes y estatuas. De hecho, encontré por casualidad una réplica de la Fuente de Canaletas, una fuente situada en las Ramblas de la ciudad de Barcelona (España), con exactamente el mismo escudo de la ciudad de Barcelona y la bandera de Cataluña.

Recoleta es un barrio donde el arte está presente en cada esquina y para todos los gustos. Siempre hay algo a que sacarle una foto.

Junto al imponente edificio de la Facultad de Derecho, se encuentra el Parque de las Naciones Unidas, donde es característica la Floralis Genérica, una enorme escultura de una flor que suele abrirse con el sol y cerrarse por la noche (pero cuando fui creo que no funcionaba), y es todo un icono moderno de la ciudad de Buenos Aires.

Facultad de Derecho de Buenos Aires

El barrio es ideal para mujeres viajeras, hospedarse allí es una muy buena opción y, buscando alojamiento en Recoleta, encontré muchos tipos de alojamiento: desde hostels y hoteles económicos pasando por apart hoteles, hasta hoteles de lujo y hoteles boutique, así que es seguro y se puede visitar todo el barrio andando.

Floralis Genérica, en el Parque de las Naciones Unidas

Para las que no se alojen en Recoleta, recuerden hacer una visita al barrio cuando visiten Buenos Aires, les aseguro que les encantará la fusión de estilos Europeo y Argentino que hay allí.

 

¡Buenas rutas, viajera!

 

¿Te gustó el post?, ¿ya conoces el Barrio de la Recoleta?, ¡puedes dejar tu comentario abajo!


¿Quieres recibir mis postales viajeras?

MAS INFORMACIÓN SOBRE MIS POSTALES AQUÍ

¡COMPARTE!

About author View all posts Author website

Farners Martin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *